Últimos temas
» I had a dream • Erik
Jue Jul 14, 2016 5:38 pm por Erik G. Simmons

» Perfume garden (priv. B)
Vie Mayo 27, 2016 8:34 pm por Ivan I. Shatov

» Off Pale Yellow
Jue Mayo 26, 2016 6:03 pm por Erik G. Simmons

» Requiem [Priv]
Dom Mar 27, 2016 11:35 pm por Kaira M. Stohl

» In my life I love you more {0/5}
Sáb Mar 05, 2016 9:52 pm por Lucy O'Brien

» the geeks club. [Trama 7/ ∞]
Sáb Mar 05, 2016 9:36 am por Lucy O'Brien

» Registro de Ocupación
Sáb Mar 05, 2016 5:50 am por Lucy O'Brien

» Un helado para ellos y dos para mí, por favor [los Jones]
Miér Mar 02, 2016 5:10 am por Audrey Jones

» Yo te doy lasaña y tú me das un nombre ¿trato? [Libre]
Sáb Feb 20, 2016 12:04 pm por Rebecca Powell


Yo te doy lasaña y tú me das un nombre ¿trato? [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Yo te doy lasaña y tú me das un nombre ¿trato? [Libre]

Mensaje por Rebecca Powell el Sáb Feb 20, 2016 12:04 pm

Yo te doy lasaña y tú me das un nombre ¿trato?
Cenador del parque | Con Glenn | 16:47 pm

    Aunque todavía era temprano, el sol de invierno ya se estaba escondiendo. Envuelta en un abrigo de paño capaz de detener hasta una bala, Rebecca se internó en el parque y procuró esquivar los charcos helados que la nieve cubría.
    Acababa de salir de la facultad y, aunque llevaba la bandolera tan sólo con algunos libros y una carpeta, se abrazaba casi con cariño a un tupper humeante. Llevaba guantes, bufanda y botas forradas de borrego e impermeables, pero nada podía cortar la sensación de frío. Ni siquiera el abrigo gris.

    Hacía casi diez días, Rebecca se había encontrado en una situación extraña frente al Bella Notte y ahora se veía impelida a llevar un rebosante y recalentado plato de lasaña de carne y guisantes al único mendigo de Storybrooke.
    Este chico, un hombre descuidado y sucio de edad incalculable pero no mayor de cuarenta, podía ser encontrado en casi cualquier esquina del parque a casi cualquier hora del día, rodeado de palomas y un pequeño séquito de animales que lo seguían en manada -a veces sólo parcial- desde su chabola hasta donde fuera.
    Sin saber su nombre pero oyéndole recitar casi a un tiempo pasajes de la biblia, prospectos médicos y resoluciones de sentencias conocidas, Rebecca se había embarcado en la misión de conocer el triste pasado de aquél desgraciado. Todavía no había podido averiguar su nombre, aunque en la universidad un par de compañeros le habían sugerido “Glenn”… que no le había llevado a ningún lugar. Nadie parecía estar seguro de cuándo y cómo había empezado con sus teatrillos de marionetas o a recolectar animales para su extraño séquito, todos asumían que aquél vagabundo con complejo de Dios era tan parte del pueblo como los árboles del parque.

    Al girar en uno de los senderos lo vio al fin. Estaba en el cenador del parque, trasteando en la barandilla y moviéndose sin parar.

    — ¡Ey, hola! —le dijo desde lejos, sacudiendo una mano y esperando que la reconociera—. Te he traído algo, te dije que no iba a ser cosa de una sola vez.

    Con agilidad, subió las escaleras congeladas de la pérgola y le mostró el tupper.

    — Tengo cubiertos en el bolso y… puedes comerlo aquí o donde quieras, pero ahora está caliente. ¿Qué tal estos días… Glenn? —probó.
.
avatar
Ciudadana
Mensajes :
14

Localización :
Storybrook

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.