Últimos temas
» I had a dream • Erik
Jue Jul 14, 2016 5:38 pm por Erik G. Simmons

» Perfume garden (priv. B)
Vie Mayo 27, 2016 8:34 pm por Ivan I. Shatov

» Off Pale Yellow
Jue Mayo 26, 2016 6:03 pm por Erik G. Simmons

» Requiem [Priv]
Dom Mar 27, 2016 11:35 pm por Kaira M. Stohl

» In my life I love you more {0/5}
Sáb Mar 05, 2016 9:52 pm por Lucy O'Brien

» the geeks club. [Trama 7/ ∞]
Sáb Mar 05, 2016 9:36 am por Lucy O'Brien

» Registro de Ocupación
Sáb Mar 05, 2016 5:50 am por Lucy O'Brien

» Un helado para ellos y dos para mí, por favor [los Jones]
Miér Mar 02, 2016 5:10 am por Audrey Jones

» Yo te doy lasaña y tú me das un nombre ¿trato? [Libre]
Sáb Feb 20, 2016 12:04 pm por Rebecca Powell


Fuck, You Again [B. Alexandra McCracken]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fuck, You Again [B. Alexandra McCracken]

Mensaje por TJ Wickham el Sáb Dic 19, 2015 5:58 pm

Fuck, You Again
Ascensor de la Universidad | Con Satán | 09:20
Llegaba tarde. Muy tarde, para ser sinceros, y dudaba de que le dejasen entrar en el aula de Acuicultura. El tiempo siempre se le echaba encima y él odiaba llegar tarde, sobretodo a aquella clase con aquella profesora insufrible de gafas de culo de botella y cara tan roja como el culo de un babuino. Sin embargo, sería ella quien le pusiera la nota.

Presionó impaciente el botón del ascensor porque, después de haber atravesado a la carrera el campus, no quería tener que subir hasta el tercer piso por las escaleras. Respiró hondo, sintiendo su pulso contra su pecho y sus sienes. Colgando de su hombro la mochila en donde tenía la carpeta con los apuntes y todo lo necesario; es decir: bolígrafos, el cargador del móvil, una bolsa de m&m's -porque sino no aguantaba el hambre- y otras cosas varias que podían ser útiles.

La verdad es que le apetecía aquella clase de tres horas lo mismo que una patada en la entrepierna y la mayor tentación sería dar media vuelta y esperar en la cafetería hasta que fuera la hora de la siguiente clase... pero no, tenía que llegar a esa clase. Se pasó la mano por el pelo, apartándoselo de los ojos, cuando las puertas del ascensor se abrieron ante él y se apresuró a entrar.

Como un loco presionó el botón con el número tres, como si aquello fuera a hacer que el ascensor fuera más rápido o reaccionara antes en vez de saturarle de órdenes. Se apoyó contra una de las paredes del ascensor y tras unos segundos las puertas reaccionaron y comenzaron a cerrarse. TJ suspiró. "Al fin".

Pero en ese mismo instante una mano bloqueó la puerta del ascensor.
avatar
Ciudadano
Mensajes :
9

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck, You Again [B. Alexandra McCracken]

Mensaje por B. Alexandra McCracken el Sáb Dic 19, 2015 6:42 pm

Fuck, You Again
Ascensor de la Universidad | Con Voldemort. | 09:20 | Ropa
¿Y si se iba de aquel lugar en ese preciso instante? Esa pregunta era la única que resonaba en su cabeza acompañando a los ecos de los auriculares que le permitían abstraerse del mundo aunque fuese sólo por un momento. Pasó una página del libro el cual sostenía entre sus manos y elevó la vista para ver el número en color rojo que lucía sobre su cabeza. El 7. Tan solo el 7, y qué decir que el papelito que había guardado en el bolsillo trasero de su pantalón duplicaba aquel numero. Llevaba desde las nueve de la mañana en el punto de información de la facultad y tan sólo había visto como el número pasaba del 6 al 7.

Soltó un resoplido y cerró el libro de par en par, guardándolo en el bolso y colocándolo sobre uno de sus hombros para alejarse de allí. No pensaba pasar ni un minuto más esperando a que aquella vieja que parecía haberse escapado de la peluquería aún con los rulos puestos decidiese marcar cual era el horario que iba a seguir a lo largo del día.

Miró el reloj en su teléfono móvil y comprobó que aún contaba con diez minutos para llegar a clase. No era la reina de la puntualidad, ni mucho menos, pero tampoco le gustaba entrar tarde a clase y acabar siendo el foco de miradas de todo aquel que ya estuviese en clase y del profesor, quien tendía a poner una mueca de decepción ante aquellos comportamientos que, como bien decía, eran toda una vergüenza para gente que estudia por placer y no por obligación.

Fue a tomar el camino de las escaleras pero en ese momento vio que las puertas del ascensor se encontraban abiertas. Y si tenía la oportunidad de llegar antes a su destino, ¿Por qué tomar el camino más largo? Y es que a veces el camino más largo resulta el mejor aunque conlleve una pérdida notable de tiempo y eso no tardaría en descubrirlo.

Pasó la mano justo a tiempo para pulsar el botón situado en el interior de la puerta que avisaba al ascensor de que había algo que no le permitiría cerrarse y seguir su destino. Pasó por la puerta sin fijarse en quien había dentro y pulsó el número 5 en los botones del ascensor. Dejó caer uno de sus auriculares como señal de cortesía justo antes de saludar a la persona que había dentro cuando… Se dio cuenta de quién era precisamente la persona que estaba dentro.

Palideció. Enmudeció. Y si hubiese tenido la oportunidad de salir por la puerta, lo hubiese hecho sin pensarlo dos veces. Pero la puerta del ascensor ya se había cerrado y marcaba la señal del primer piso. Rezó para que las puertas se abrieran en ese momento, pero no lo hicieron. Rezó para que el trayecto se hiciese lo más corto posible pero no podía estar más confundida porque el ascensor frenó en seco en ese momento.

Abrió los ojos de par en par y volvió a pulsar en número 5. El ascensor no se movió. – Perfecto. – Dijo apenas en un susurro cargado de ironía.
avatar
Ciudadana
Mensajes :
20

Localización :
StoryBrooke, Maine.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck, You Again [B. Alexandra McCracken]

Mensaje por TJ Wickham el Dom Dic 20, 2015 5:09 pm

Fuck, You Again
Ascensor de la Universidad | Con Satán | 09:20
No fue especialmente consciente de quien había entrado en el ascensor porque se encontraba demasiado ocupado mirando la hora en la pantalla de su teléfono pero cuando alzó la mirada, se encontró con unos ojos que conocía muy bien. Demasiado bien. Aquellos ojos habían sido parte de sus mejores sueños y parte de sus peores pesadillas. La dueña de esos ojos no era menos.

Apretó la mandíbula con fuerza, sintiendo la incomodidad estallar en su interior y como, de un lugar recóndito, el malestar se hacía hueco en su pecho y fruncía su ceño. No quería ver aquella cara en todo lo que le quedaba de vida, nunca más. Ella era el centro de su disgusto, de su odio más profundo y del rencor que más fuerte había sentido a lo largo de todos sus años de existencia. No solo le había traicionado sino que tenía la cara dura de seguir existiendo, respirando.

Y él tenía que encontrarse con ella.

El destino le odiaba. Era la única respuesta posible a aquel suceso y TJ solo esperaba llegar rápido al tercer piso para salir de ese ascensor y tener que dejar de compartir el aire con ella. Ya había malgastado mucho aliento con Beatrice. Había echado a la basura nueve meses de su vida creyendo que ella era la elegida, esa chica que siempre había estado buscando aunque jamás lo hubiera querido reconocer. Sí, era estúpido haber pensado eso pero por desgracia TJ tenía que reconocer que se había encontrado envuelto en las turbulencias de la chica y se había quedado... enganchado.

Ahora simplemente la odiaba.

La odiaba por traicionarle, humillarle y engañarle. Él que había dejado a un lado lo peor de sí mismo para abrirse y dejar que le conociera, había terminado escaldado. Simplemente era una mala puta.

Cuando el ascensor se paró, el estómago de TJ dio un vuelco y empalideció. Los ascensores no es que fueran de su devoción pero que se hubiera parado de repente no era una buena señal.

Cad ...?—replicó y se acercó a los botones, ignorando por un momento que eso le acercaba más a la presencia de su satánica ex. Pasó su brazo por encima de Alexandra y pulsó el botón del tercero también. El ascensor ni se movió ni reaccionó de ninguna manera. Gruñó y pulsó el botón con la campana dibujado—¡Joder!
avatar
Ciudadano
Mensajes :
9

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck, You Again [B. Alexandra McCracken]

Mensaje por B. Alexandra McCracken el Miér Dic 23, 2015 4:58 am

Fuck, You Again
Ascensor de la Universidad | Con Voldemort. | 09:20 | Ropa
No era una de esas personas que creían en el destino y en que todo sucedía por una razón. Más bien resultaba ser todo lo contrario. No creía en nada similar. Era una persona escéptica a la que no le importaba pasar bajo una escalera o cruzarse con un gato negro. Era una persona que creía que las cosas sucedían porque estabas en el lugar preciso en el momento adecuado, no porque el destino hubiese decidido meter su desproporcionada nariz en asuntos que no son de su interés, como parecía hacer toda la humanidad las veinticuatro horas del día. Por lo que toparse con T.J. no era cosa del destino, no era mala suerte, no estaban destinados a ello. Simplemente estudiaban en la misma Universidad, vivían en el mismo pueblo, frecuentaban los mismos lugares y, desgraciadamente, incluso compartían los mismos amigos. Por eso mismo tenían que llegar a encontrarse tarde o temprano. No era cosa del destino. ¿Por qué la gente se empeñaba en esa estúpida creencia? No existía ninguna fuerza superior que moviese los hilos de sus vidas y que, por diversión, decidiese unir los hilos que resultaban ser ambos. No era eso. Al menos, no a los ojos de Alexandra.

Era propensa a dejar la mente en blanco pero en un momento como aquel no podía hacerlo. Tan sólo pensaba en las posibles alternativas que podía haber tomado y por las cuales no habría acaba compartiendo oxígeno con aquel chico. Podía haber subido las escaleras andando. Podía haberse quedado dos minutos más donde estaba. Podía no haber corrido para no perder el ascensor. Podía haber decidido hacer el papeleo en otro momento. Podía haber hecho tantas cosas que no había hecho que se odiaba sin razón alguna por no haberlas hecho.

¿Le odiaba y por eso quería salir huyendo de allí? Ni mucho menos. No sentía odio alguno hacia T.J., sino que se odiaba a sí misma cada vez que se cruzaba con él. Era uno de los fantasmas de su pasado que, por mucho que pasase el tiempo, seguiría ahí. No habían tenido una ruptura precisamente pacífica y, tras nueve meses que habían resultado ser maravillosos, ella había decidido arruinarlo todo. Ella y su extraña fijación por no estar atada. Por no ser capaz de imaginar su vida al lado de una misma persona. Y quizá por eso mismo T.J. había pagado los platos rotos de las ideas de Alex, porque con él si era incapaz de imaginar un futuro. Porque con él se había planteado la existencia de ese idílico amor del que todos hablan en los poemas y en las canciones románticas. Ese amor que pintan en las películas y en las novelas rosas. Por ese miedo, había destrozado todo. Y le había destrozado a él.

Pulsó el botón nerviosa con intención de lograr que el ascensor volviese a moverse. Pero sabría que no lo haría. No conocía el funcionamiento de un ascensor a la perfección pero sabía que era similar al de una impresora y es que huelen el nerviosismo y dejan de funcionar. Estaba claro. Las máquinas comenzaban a tomar control del planeta y aquello tan solo era el primer paso.

- Eh, espacio vital. – Agarró el brazo de T.J. tocándole lo menos posible y lo apartó de donde se encontraba, pues había acabado pasando por encima de su hombro para poder tocar los botones del ascensor. Y, como cabía esperar, el ascensor ni había reaccionado.

T.J. había pulsado la campana pero aún así no se escuchó nada. Ni un pitido, ni unas palabras por parte de la seguridad de la Universidad. Nunca se había quedado encerrada en un ascensor, pero siempre había pensado que si pulsabas esa campana pasaría algo. Pero no había pasado nada en absoluto. Volvió a pulsar la campana dos veces más. Dejó clavado el dedo en el botón, pero no pasaba nada. - ¿No se supone que esta mierda tendría que hacer algo? – Recriminó haciendo caso omiso de la presencia de T.J. siendo T.J. y no cualquier otra persona con la que no le importase cruzar palabra.

Dio una patada a las puertas metálicas con intención de que alguien les escuchase. Se acercó a ellas y las golpeó con sendas palmas de las manos. - ¿Alguien nos escucha? – Preguntó a la nada elevando notablemente el volumen de su voz. - ¿Hola? – No hubo respuesta alguna. Y la mayor parte de la gente se encontraba en clase, pues los pasillos ya se encontraban desiertos debido a la hora.
avatar
Ciudadana
Mensajes :
20

Localización :
StoryBrooke, Maine.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck, You Again [B. Alexandra McCracken]

Mensaje por TJ Wickham el Miér Dic 23, 2015 7:33 am

Fuck, You Again
Ascensor de la Universidad | Con Satán | 09:20
TJ no es que creyese en el destino, obviamente el destino era algo relativo y era el libre albedrío quien solía joder la marrana, pero utilizaba mucho al destino como excusa para cagar en la puta madre de quien fuera; hablando en plata. Aquella ocasión no era una excepción, menos estando ella allí. Aunque, en realidad, el simple hecho de quedarse encerrado en un ascensor ya era una excusa para poder soltar ranas y culebras por la boca.

El contacto con ella hizo que sintiera fuego, como si el leve tacto le hubiese quemado y apartó bruscamente el brazo por propia iniciativa. No quería tocarla, en realidad no quería ni compartir el aire con ella. Era doloroso hacerlo por el simple hecho de recordar lo que fue y lo que ya no era. Era esa sensación que uno siempre tiene cuando echa de menos algo que sabe, con certeza, que no volverá. Como la ilusión por el Ratoncito Pérez o Papá Noel. Algo así pero más intenso. Era doloroso ver lo que había cambiado todo: como había pasado de idolatrar a aquella chica, a querer pasar cada segundo de su tiempo junto a ella -aunque no hicieran absolutamente nada-, a no querer ni verla en pintura. Y no porque hubiera sido su decisión sino porque ella había obligado esa situación. Posiblemente de no haberse enterado, TJ habría continuado con ella hasta el fin de los tiempos.

Sí, sonaba absolutamente gilipollas y cursi pero es que por aquel entonces TJ lo sentía así.

¡Si, eso! ¡Dale patadas, no vaya a ser que el ascensor le de por caerse de culo!—protestó TJ cuando ella, en un alarde de su impulsividad, comenzó a dar patadas. Es que era la chica más inteligente del mundo. ¿Qué había visto en ella? Posiblemente, que eran muy iguales. Posiblemente, que parecían hechos el uno para el otro. A ser sinceros, Alexandra había sido la relación más duradera e intensa que jamás había tenido. Quizás por eso le había dolido más el engaño, quizás por eso sentía ese rencor agujereándole cada vez que la veía.

Muchas veces se sorprendía echándola de menos y se enfadaba consigo mismo. No podía echar de menos a alguien que le había traicionado, no era lógico y no estaba bien peor a veces le pasaba y se odiaba. Posiblemente esto era porque mientras todo había ido bien habían sido nueve meses estupendos y se había sentido como en una nube.

Sacó su teléfono móvil y buscó entre sus contactos hasta llegar al de su delegado. Quizás él pudiera avisar a alguien que les sacara de allí.
avatar
Ciudadano
Mensajes :
9

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck, You Again [B. Alexandra McCracken]

Mensaje por B. Alexandra McCracken el Miér Dic 23, 2015 9:06 am

Fuck, You Again
Ascensor de la Universidad | Con Voldemort. | 09:20 | Ropa
No tenía ni idea de cuál era el comportamiento que debía tener al quedarse encerrada en un ascensor. ¿Llamar a emergencias? ¿Golpear la puerta? ¿Buscar un objeto punzante para que T.J. no se acercase demasiado a ella? Pero no era eso lo único que le atormentaba, sino también el hecho de no saber cómo comportarse cada vez que se topaba con T.J. Ella no le odiaba, al menos no directamente ni con justificación alguna. Pero sabía que no podía comportarse como si nada hubiese pasado entre ambos aunque le gustaría poder hacerlo. Tampoco podía hacer como si no existiese y fuese un ficus que adornaba el interior del ascensor. Y esa situación se repetía cada vez que ambos se cruzaban. Pero, desde la ruptura, nunca habían tenido la mala suerte de encontrarse en una situación en la que estaban forzados a pasar tiempo juntos. Siempre había existido la posibilidad de girar sobre sus pasos y tomar una nueva dirección. De juntarse con cualquier otra persona y conversar como si no se hubiesen cruzado el uno en el camino del otro. Pero no en aquella ocasión.

En aquella ocasión estaban encerrados en una misma estancia. No podían salir de allí. Las puertas estaban cerradas y no existía posibilidad alguna para que pudiesen salir sin la ayuda de nadie. O de una entidad divina que decidiese que el ascensor volviese a funcionar y a moverse hacia cualquier piso. Con que se abriesen las puertas valía. No podía llegar a su piso, tan sólo poder salir de allí.

Al no saber cómo comportarse, hizo lo primero que le pasó por la cabeza. Y, dado que no había pensado ni por un segundo, lo propinó una patada a la puerta metálica que ni se inmutó al recibir el puntapié. Pero su pie no era de metal, así que sí notó el golpe. Arrugó la nariz y optó por golpear la puerta con las manos para intentar hacer algo de ruido para que cualquiera que se encontrase cerca pudiese escucharles. - ¿Y pretendes que me quede sin hacer nada? – Farfulló entre dientes con ganas de propinar otra patada, pero esta vez no dirigida a la puerta, sino al estómago del chico. ¿Por qué tenía que hablar? ¿No podía hacer como si no estuviese allí simplemente? – Si quieres me pongo a intentar llamar a alguien por teléfono cuando aquí no hay cobertura. – Añadió al ver cómo el chico se centraba en su teléfono móvil. Llevaba años usando aquel ascensor y sabía de sobra que cuando entrabas ahí los WhatsApp dejaban de enviarse y las llamadas se dejaban de oír.

Se apoyó contra la pared del ascensor y se dejó caer hacia abajo hasta quedar sentada en el frío suelo del ascensor. Miró hacia arriba en dirección al techo incluso sopesando la opción de buscar la manera de salir por allí. Eso estaría bien en las películas o las series de televisión, pero ella no se veía capaz de hacerlo. Seguro que el ascensor tenía la magnífica idea de volver a moverse cuando ella estuviese encima, esas cosas eran lo normal y más teniendo en cuenta que el día había empezado ya torcido. Si algo podía salir mal esa mañana, saldría.

Miró de reojo a T.J. para ver si hacía algo pero rápidamente volvió la visión a las puertas metálicas situadas frente a ella, moviendo uno de sus pies al ritmo que marcaba el auricular que aún llevaba colocado en una de sus orejas. No podía hacer nada en absoluto salvo esperar. Tan sólo esperaba que fuese poco tiempo y que alguien les sacase de allí lo antes posible.

Pero claro, eso era lo que en teoría tenía que hacer. En teoría tenía que esperar. Cerrar la boca y simplemente dejar que los segundos, minutos e incluso horas pasasen. Pero eso era la teoría que Alex siempre era incapaz de llevar a la práctica. – Creo que a partir de ahora dejaré de usar el ascensor, nunca sabes con quien puedes quedarte encerrado. – No le miró en ningún momento. Y lo que dijo más bien era lo que pensaba que T.J. estaría pensando en aquel momento, pues era él quien la odiaba. Y bueno… Ella tampoco quería verle ni en pintura, pero tendía a ser una persona indiferente a todo. Aparentemente, porque en realidad no era así.
avatar
Ciudadana
Mensajes :
20

Localización :
StoryBrooke, Maine.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck, You Again [B. Alexandra McCracken]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.