Últimos temas
» I had a dream • Erik
Jue Jul 14, 2016 5:38 pm por Erik G. Simmons

» Perfume garden (priv. B)
Vie Mayo 27, 2016 8:34 pm por Ivan I. Shatov

» Off Pale Yellow
Jue Mayo 26, 2016 6:03 pm por Erik G. Simmons

» Requiem [Priv]
Dom Mar 27, 2016 11:35 pm por Kaira M. Stohl

» In my life I love you more {0/5}
Sáb Mar 05, 2016 9:52 pm por Lucy O'Brien

» the geeks club. [Trama 7/ ∞]
Sáb Mar 05, 2016 9:36 am por Lucy O'Brien

» Registro de Ocupación
Sáb Mar 05, 2016 5:50 am por Lucy O'Brien

» Un helado para ellos y dos para mí, por favor [los Jones]
Miér Mar 02, 2016 5:10 am por Audrey Jones

» Yo te doy lasaña y tú me das un nombre ¿trato? [Libre]
Sáb Feb 20, 2016 12:04 pm por Rebecca Powell


Sith are not allowed, not in the Granny's dinner (Havardr)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sith are not allowed, not in the Granny's dinner (Havardr)

Mensaje por Clementine Jones el Dom Dic 20, 2015 3:02 pm

titulo
GRANNY'S DINER | CON HAVARDR | 8:00 AM
Aquel iba a ser un buen día, no había derramado ningún café, todavía; aquella noche había episodio Nuevo de Doctor Who; mañana libraba...

Sí, buen día, era lo que Clem había decidido en aquel preciso instante, mientras saboreaba una de las alitas de pollo que uno de los clientes se había dejado, casi sin tocar. Bueno, vale, apenas sí quedaban una o dos, pero es que tenía hambre, y aún le quedaban un par de horas hasta que la pelirroja pudiese abandonar su trabajo, para poder volver a casa y ver el nuevo episodio de Doctor Who.

Si es que, en verdad, trabajar los sábados era lo peor del mundo, no entendía si quiera por qué se encontraba de tan buen humor.

Clem, se encontraba en la cocina, llevándose a la boca la última alita de pollo cuando desvió su mirada a Havard, su colega de frikismo en aquel lugar. Devolviendo la mirada a la alita, y a su compañero de trabajo, de manera sucesiva, dudando si ofrecerle la alita, o no, ignorando la posibilidad de que le resultase asqueroso comer las sobras que los clientes habían dejado.

Y es que la buena educación, que se suponía que le habían impartido de niña, le decía que era su deber, como buena jedi, el compartir su manjar, sin embargo, el lado oscuro de la fuerza le decía que era su última alita, y por tanto comida, y el alimento era algo sagrado para Clem, casi tanto como sus cosplays.

- ¿La- la quieres? -
«Que diga que no, que diga que no» rezaba internamente, resistiendo la tentación de pegarle el bocado a la alita.



avatar
Ciudadana
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.